Buscando Equilibrio en la Ciudad

El trackstand es un término que tiene origen en la capacidad de los ciclistas de velódromo de equilibrar sus bicicletas de piñón fijo. Este truco también es usado por ciclistas urbanos a la hora de esperar que cambie el semáforo o permitir el paso de un peatón sin la necesidad de tocar el piso con los pies, lo que permite retomar el pedaleo más rápidamente.

En este video de los amigos de Not Nancy se puede ver un buen ejemplo. Más allá de lo útil que pueda resultar en la ciudad, la práctica de esta técnica ayuda a mejorar el equilibrio y el dominio de la bicicleta.