La educación vial y cívica debería volver a ser obligatoria desde los primeros años de estudio

¿Qué te motivó a optar por la bicicleta como modo de transporte en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Al principio fue el ahorro de dinero. Me parecía poco eficiente gastar tanto dinero en un modo de transporte poco amigable, en mal estado y demoroso como es el Transantiago. Posterior a eso, ya me fui dando cuenta de que la bicicleta tiene muchos beneficios: por ejemplo, bajé mucho de peso desde que me subí a la bici, la ciudad se ve de una forma distinta, los paisajes, los colores. La ciudad se recorre a la velocidad que nuestras piernas den, si voy apurada, pedaleo más fuerte y ya. Y finalmente el ahorro de dinero pasa a ser un plus, ante la gran cantidad de beneficios que entrega moverse en bici.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en bicicleta y cuáles son tus recorridos habituales?
Hace cinco años decidí hacer de la bicicleta mi vehículo, a pesar de que desde pequeña la usaba, siempre sentí un amor hacia ella.
Como mecánica de bicis recorro a diario gran parte de Santiago, pero mis recorridos habituales son desde Conchalí, donde está mi casa, pasando por Santiago Centro hasta San Joaquín y La Pintana.

Sol_Vidal-new_indie3

Sol_Vidal-new_indie2¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en bicicleta? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Siempre herramientas y cámara de repuesto. Las luces son muy importantes y elementos reflectantes.
Siempre busco vías alternativas. lamentablemente, muchas de las ciclovías existentes aún no cumplen con las exigencias mínimas, por lo tanto, siempre me muevo por la calzada. Evito las grandes avenidas y más bien utilizo las calles aledañas. Recordemos que Santiago está diseñado en forma de Damero, por lo tanto, toda gran avenida tiene su alternativa menos saturada.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad?
Educación es la palabra clave. Informar a todos los actores del tránsito su papel y aporte en este sentido, porque claramente a un peatón no se le ocurre leer la Ley de Tránsito porque no se siente parte de ésta, pero claro que es parte.
Por otro lado, informar a todos los medios de transporte de las nuevas condiciones, hay muchos automovilistas y motorizados que no tienen idea de los alcances de la nueva ley, y solo saben lo poco y mal que ha informado la prensa.

La educación vial y cívica debería volver a ser obligatoria desde los primeros años de estudio, sólo así podremos crear un futuro con personas más conscientes y que sean un aporte a la ciudad y a la ciudadanía.

Sol Vidal Geisel
Mecánica de bicicletas
29 años
Conchalí, 
Santiago – Chile

¡Comenta!