Más que ciclista urbano, me considero un ciudadano del mundo que practica la multimodalidad

¿Qué te motivó a optar por la bicicleta como modo de transporte en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Soy originario del  pueblo de Zapotitlán que se ubica en la periferia del Distrito Federal, hoy CDMX. Aquí la movilidad no motorizada siempre ha estado a la orden del día: moverse en bicicleta es muy común para trabajar, ir al colegio o realizar actividades cotidianas. He logrado con la bici ir por un kilo de tortillas para comer con mi familia, viajar a Colombia a mi primero Foro Mundial de la Bicicleta, comandar por primera vez una Masa Crítica, recorrer Valencia, España, para estudiar un posgrado en Artes Visuales. He recorrido comunas como: Maipú, Independencia o El Bosque en Santiago de Chile; he recorrido la ciclo ruta de Miraflores en Perú; transitado por Quito, Ecuador; y me preparo para el continente Asiático. Mi pasaporte para recorrer el mundo ha sido la bicicleta y el Arte mi credencial.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en bicicleta y cuáles son tus recorridos habituales?
Soy usuario de la bici desde los cuatro años. Practiqué ciclismo deportivo de los ocho a los diez años, desde los 11 utilizo un tetra-ciclo, y a los veintidós mi obra artística comenzó a rodar sobre dos y cuatro ruedas. Me sumé al gremio del ciclismo urbano en 2012 y desde entonces colaboro a través del arte para promover mejores ciudades. Hoy en día mis recorridos para llegar al trabajo son de 23 kilómetros en los que me traslado en Patín del Diablo (scooter) y Metro. Más que ciclista urbano, me considero un ciudadano del mundo que practica la multimodalidad.

ciudadanXs-Roberto-Martinez-3 ciudadanXs-Roberto-Martinez-2

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en bicicleta? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Desde hace un par de años tengo la dicha de viajar por el mundo, mi país y mi ciudad, así que siempre salgo preparado para la lluvia u otro suceso inesperado que la madre tierra nos regale, como un sismo, En mi mochila cargo: impermeable, barras energéticas, navaja multiusos, gafas de sol, llaves de mi casa y estudio artístico, batería de emergencia, lápiz, bolígrafo, 250 mL. de Mezcal Aguarrás y mi cuaderno de dibujo. Mi estrategia para disfrutar mis traslados es evitar las horas punta. Mi jefe (que soy yo) y mi trabajo me lo permiten. Comparto la ciudad con más de 20 millones de habitantes y con el caos que generamos puede llegar a ser muy complejo moverse así que siempre trato de disfrutar el viaje en mi patín del diablo.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad?
Poniendo los pies sobre la banqueta y más allá de la visión de manubrio que posiciona a la bicicleta como salvadora del mundo habría que pensar en el diseño y construcción de ciudades para todas las personas, les guste o no andar en bici, en las que el abanico de opciones para llegar del punto “A” al punto “B” sea amplia, digna y universalmente accesible. Que las ciudades cuenten con infraestructura ciclista, que tener una licencia de conducir implique una verdadera capacitación y conciencia de responsabilidad en la vía pública, que haya banquetas caminables, transporte público digno y accesible, más cruces seguros a nivel de calle y cero puentes anti peatonales, para que los trayectos sean más cortos, eficientes y sobretodo disfrutables por que mientras haya infraestructura habrá usuarios. Espero que en un futuro cercano transitar por la ciudad nos se asemeje a una carrera de obstáculos o a la práctica de parkour y que se construyan las ciudades que soñamos.

Roberto Martínez 
Grabador
34 años
Zapotitlán Pueblo Mágico de CDMX

 

 

¡Comenta!