Antes de moverme en bici me movía principalmente en auto. Llegó un momento en que me di cuenta de que tenía que hacer cosas ridículas para viajar a realizar mis actividades diarias y llegar a tiempo

¿Qué te motivó a optar por la bicicleta como modo de transporte en tus viajes cotidianos y qué beneficios te ha otorgado?
Yo antes de moverme en bici me movía principalmente en auto. Llegó un momento en que me di cuenta de que tenía que hacer cosas ridículas para viajar a realizar mis actividades diarias y llegar a tiempo, como por ejemplo salir absurdamente temprano de mi casa para evitar el taco (para luego hacer hora por mucho rato). En algún momento me aburrí y decidí probar la bici. Nunca más me bajé. Hoy en día casi nunca me subo a un auto en un día de semana, y los fines de semana en muy contadas ocasiones.
Además de permitirme calcular con mucha mayor certeza mis tiempos de viaje y llevarme más rápido que otros medios a la mayoría de mis destinos, la bici me mantiene sano de la mente y el cuerpo. Si por cualquier razón debo dejar de usarla me empiezo a deprimir a los pocos días. Moverme en bici me permite mirar la ciudad de cerca y a una velocidad que deja ver detalles, o parar fácilmente si es necesario. Esto último es muy importante para mi trabajo, que se trata justamente de entender la ciudad.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en bicicleta y cuáles son tus recorridos habituales?
Me muevo en bicicleta prácticamente todos los días y a todos lados desde el 2002 ¡hace ya casi 16 años! Como trabajo en el Departamento de Ingeniería de Transporte y en la Escuela de Arquitectura de la UC, me toca ir más o menos la mitad de las veces al Campus San Joaquín y la otra mitad a Lo Contador. Un dato interesante es que, incluso viviendo a 5 minutos caminando de una estación de Metro (Francisco Bilbao), a San Joaquín me demoro lo mismo en bici que en Metro (entre 40 y 45 minutos) y a Lo Contador me demoro 18-20 minutos (15 minutos menos que en Metro).

ricardo_hurtubia-alforja-new_indie

ricardo_hurtubia-new_indie4¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en bicicleta? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Ando con un pequeño bolso donde llevo herramientas y una cámara de repuesto. Casi nunca lo necesito, pero siento que pincho rueda cada vez que no lo he llevado conmigo ¡y eso que no soy supersticioso! También soy muy de usar parrilla y alforja, no soporto andar con mochila.
Me muevo principalmente por la calle, pero si hay una buena ciclovía, como por ejemplo la de Lyon, estoy dispuesto a desviarme un par de cuadras para poder usarla. No pedaleo jamás por la vereda. Si tengo mi destino a media cuadra en una calle donde me tendría que meter contra el tránsito, camino por la vereda con mi bici al lado, o me doy la vuelta larga por la calle siguiendo el sentido del tránsito, como si fuera un auto. Me preocupo también de andar con luces por si se me hace de noche. Siempre blancas adelante y rojas atrás.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad?
Santiago es una ciudad con muy buenas condiciones para pedalear, gran parte de ella es prácticamente plana y no llueve casi nunca. Con un esfuerzo relativamente menor podríamos llegar a ser una ciudad muy amigable con la bici, lo que seguro aumentaría aún más la proporción de viajes diarios en bicicleta. Yo estimo que lo ideal sería llegar a algo entre un 15 o 20%.
Para esto, creo que es clave tener una red de ciclovías extensa y bien conectada. Soy de la idea de que en muchos casos basta con quitar unos cuantos centímetros a las pistas de auto y pintar una línea en el suelo. Eso es algo muy barato y que permitiría tener pistas dedicadas llegando a casi todas partes. También son necesarias ciclovías de otro tipo, más segregadas y anchas, en algunos ejes clave. Es muy importante además el fomentar la intermodalidad, con estacionamientos de larga estadía en estaciones de Metro y, ojalá algún día, bicis públicas con tarifa integrada al sistema de transporte público.
Finalmente, la educación es fundamental, sobre todo para ciclistas y conductores de vehículos motorizados. Los primeros tienen que saber cómo moverse en la calle de forma segura y eficiente y los segundos deben entender que las bicicletas tienen el derecho y el deber de usar la calle.

Ricardo Hurtubia
Académico de la Universidad Católica, Investigador del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS) y del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI)
40 Años
Las Condes, Santiago – Chile

¡Comenta!