Ricardo Escobar

ricardo-escobar-new_indie

accesorios-new_indie

¿Hace cuánto te mueves en bici y cuáles son tus recorridos habituales?
Desde siempre la he utilizado como forma de recrearme los días después del colegio, los fines de semana, los veranos con los primos en Talca. Como método de transporte es otra cosa: llevo cerca de cinco años haciéndolo, siendo los últimos tres cuando reemplacé completamente el transporte motorizado público y privado, por la bicicleta. Incluso para moverme con mi hija, de casi 5 años.
El gran cambio, vino cuando terminé la relación con la madre de mi hija y me fui a la quiebra económica y emocional. La bicicleta, no sólo me sirvió para llegar al trabajo sin gastar plata, sino que fue mi catalizador de todo lo que me estaba pasando y creo fervientemente que, sin esta forma de catarsis, estaría contando cómo fue que colapsé de los nervios, en vez de contar cómo pude estar con una sonrisa hasta en los peores días.
Como transporte, recorro desde Las Condes, donde vive mi hija y su madre, hasta Ñuñoa, Providencia (donde tengo la oficina) y Santiago centro, donde se encuentran la mayoría de mis clientes.
Tengo la inmensa suerte, de que a mi lado se encuentra una muy motivada ciclista, mi polola, Jule, que se contagia cada día más de mi pasión/obsesión por las bicicletas. Aunque claro, para ella –como alemana-, andar en bicicleta en la ciudad es la cosa más común, por lo que no entiende muchas veces lo loco que estoy por la bici.

¿Cómo te has visto beneficiado desde que usas la bicicleta como medio de transporte?
Al principio tenía que ver con cosas prácticas: ahorraba plata, llegaba más rápido a todos lados, de mejor ánimo y más despierto a trabajar. Con el tiempo la vida ciclista se fue adueñando de mi día a día, y ya no me importa tanto llegar rápido, porque sé que lo haré si me voy en bicicleta, sino que disfruto del aire libre, de ver la ciudad y la gente de una forma más pausada que en auto, y a la vez más rápido que a pie, por lo que la variedad de caras, lugares y situaciones es inmensa en cada trayecto. ¡Lo paso muy bien cuando ando en bicicleta! Tanto, que a veces ando de mal genio cuando no la uso y debo andar en metro, micro o taxi. Cosas que evito al máximo.
Por otro lado, desde hace mucho tiempo venía con la idea de trabajar en algo que no me hiciera pensar en el día viernes o en las vacaciones, sino que me hiciera despertar cada día y exclamar felizmente “¡Tengo mucho trabajo hoy!”. Así que desde abril de este año, comencé a trabajar en Torpedo Mensajeros, mi empresa de mensajería en bicicleta para Santiago. Proyecto que está en mi cabeza todo el día y en el que trabajo cada día más. Este proyecto no es sólo un negocio, sino que, en parte, es mi herramienta para ayudar y aportar al ciclismo urbano en la región, y estaremos donde sea necesario para que cada día más santiaguinos se muevan en bicicleta. La bicicleta me sacó de una, yo le devuelvo la mano y eso me hace muy feliz.

¿Qué accesorios o indumentaria son imprescindibles para ti a la hora de salir en bicicleta?
El casco me salvó la vida en una gran caída, así que no me lo quito por nada; luces, ya que muchas veces salgo temprano y vuelvo muy tarde a casa; set de herramientas para reparar pinchazo; y alforjas, una al menos.

¿Qué está faltando para que más personas comiencen a usar la bicicleta en su día a día?
Difusión y educación. Ni siquiera apunto a los medios de comunicación, sino al Estado, que es el que debería tener más y fuertes campañas en pro del uso de la bicicleta. Cuando la gente conozca que TODO se puede hacer en bicicleta y todos los beneficios que tiene este medio de transporte, no va a querer subirse al auto de nuevo.

Ricardo Escobar
28 años
Diseñador y fundador de Torpedo Mensajeros
Santiago

¡Comenta!