Nota de la editora: desde Argentina, nuestras organizaciones amigas, ciclistas y promovilidad sustentable, nos contaron de esta importante marcha que llevarán a cabo hoy, a las 18:00 h, con el propósito de evidenciar y demandar no más violencia vial. A continuación les compartimos su manifiesto público y su lucha, más que compartida a nivel latinoamericano, donde no hay país que no padezca esta lamentable realidad.

Han pasado 17 días del año 2018 y ya lamentamos la muerte de Cirilo, Gustavo, Sofía, Andrés, Isabel, Julio y María, quienes murieron mientras usaban una bicicleta. Con su muerte, estas siete personas callaron sus voces, sueños, proyectos, familias y amigxs.

Hoy elegimos hablar y decir que sus vidas importan, al igual que las vidas de las más de 5.000 personas que mueren al año en siniestros viales y que pudieron ser evitados. Sólo en 2017, desde Argentina en Bici, pudimos contabilizar al menos 90 personas que murieron mientras se desplazaban en bicicleta en todo el país.

foto estadisticas-viales

Es lamentable que estos datos tuvieran que ser  recopilados por medio de publicaciones de prensa, ya que actualmente no disponemos, como organización ni como ciudadanxs, de datos oficiales que puedan servir como fuente de análisis. No es necesario aclarar que cuanto más correcto y veraz sea el conocimiento de la realidad, más correctas serán las tomas de decisiones de un gobierno. Las estadísticas y su correcto análisis son un instrumento esencial para políticas públicas equitativas para todo el territorio argentino.

Frente a esta nube de incertezas, ¿existe un camino de salida? Podemos hacer realidad el deseo de una convivencia vial sin una sola muerte más. Y hay que iniciar ese camino ya.

Exigimos y anhelamos que se comience con acciones para resolver esto urgentemente. Por un lado, es de suma importancia regular la toma de datos que permitan decidir sobre una base cierta. No hay datos exactos de la cantidad de personas, ni información certera sobre las causas que generan fatalidades, lo que es necesario para evitar futuras muertes.

Por nuestra parte, no nos quedaremos a la espera de los datos, menos cuando es urgente adoptar medidas claves para el futuro, como reducir la velocidad máxima urbana. No estamos hablando de imposibles, en Chile -nuestro vecino país- se acaba de aprobar una legislación al respecto, lo que disminuye considerablemente la probabilidad de mortalidad en caso de una colisión. Según especialistas, la probabilidad de muerte de una persona que es impactada a 60 k/h es de 90%, en tanto, si se reduce la velocidad a 50 k/h la posibilidad reduce a 60%.

Hoy a las 18:00 h, pedaleamos diciendo ¡Basta de violencia vial! ¡Basta de ausencia del Estado! Hoy y cada día pedaleamos para promover la equidad y reconstruir el espacio público como espacio de encuentro para todas las personas.

About The Author

Daniela
Periodista

Ciclista urbana que cree en la bicicleta como una herramienta de cambio para ciudades a escala humana. Periodista apátrida, con síntomas de una dislexia no diagnosticada y editora general de New Indie.

¡Comenta!