Conozco mi ciudad, trazo mi ruta y decido por dónde transitarla

¿Qué te motivó a optar por un modo de transporte no motorizado en tus viajes cotidianos?
Yo era usuario de transporte público, después por trabajo tuve un automóvil y lo que me motivó a usar la bicicleta y caminar más, fue que hacía demasiado calor en Guadalajara y me di cuenta que el automóvil era un factor determinante en el cambio climático en mi ciudad.

Entonces, en un acto de rebeldía, empecé a usar la bicicleta y que, gracias al viento, sentía mucho menos calor al pedalear. De a poco se volvió en un acto cotidiano, porque disfrutaba mucho más el viaje y me gusta saber exactamente el tiempo que tomo en hacer un recorrido desde un punto A, a un punto B y eso me lo da la bicicleta. Siempre sé cuánto tiempo voy a hacer, sin importar los kilómetros de distancia.

En viajes de alrededor de 12-15 km, la diferencia de tiempo que ahorro, suelen ser 20 minutos menos, respecto de si lo hiciera en automóvil.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en un modo no motorizado y cuáles son tus recorridos habituales?
Me muevo en transporte no motorizado desde hace nueve años. Generalmente, mis recorridos son en la zona centro de la ciudad, entre juntas, reuniones y entrevistas; la Colonia Roma, Condesa, Cuauhtémoc, Juárez, Narvarte, Xochimilco y Polanco. Todo esto está en un radio de 6-7 km aproximadamente, lo más lejano es Xochimilco que son 15 km, donde voy cada dos semanas.

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en tu medio no motorizado? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Generalmente cuando ando en bicicleta, los accesorios varían dependiendo de a dónde tengo que ir y cuánto tiempo me tenga que mover, si voy a regresar a casa o no, o si voy a estar todo el día en la calle.

Pero lo que siempre llevo conmigo es un U-lock, tobillera reflectante, luces, parches y un bombín. Cuando son distancias más largas, siempre llevo una chamarra o un rompe vientos, por cualquier cosa, y una batería por si se me descargan las luces.

Como estrategia para movilizarme, generalmente me gusta hacer rutas más directas. Como en esta ciudad, hay tantas calles y callejones, algunas muy saturadas, otras más tranquilas, pero el tiempo vale tanto y tenemos que correr de un lado para otro, de una reunión a otra; suelo privilegiar las distancias más cortas.

Siempre planifico mi ruta y ubico en el mapa a dónde voy y busco hacer el recorrido en el que más líneas directas haga. No voy rodeando, ni buscando calles más tranquilas, sino rutas en las que no tenga que dar tantas vueltas, aunque sea una avenida, mientras me permita hacer la ruta más corta. Porque yo conozco la ciudad, trazo mi ruta y decido por dónde transitarla.

joy-fmb6

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad (motorizados y no motorizados)? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de modos de transporte no motorizados en la ciudad?
Creo que todo se enfoca en educación y cultura vial. Eso es lo que nos hace mucha falta a los mexicanos, tanto a peatones, ciclistas, automovilistas y usuarios de transporte público.

En el caso de Ciudad de México, con 22 millones de personas, somos demasiados en la calle todo el tiempo y el riesgo es la falta de cultura vial. Aunque tengas el semáforo en verde no falta el que se cruza, entonces yo me enfocaría en eso, en educación desde los niños, que en las escuelas haya una clase enfocada a cultura vial.

En México tenemos una clase de cultura cívica, pero sólo vemos los artículos de la Constitución y más bien tendría sentido que nos enseñen a aprender a convivir en el espacio público con los demás, pensando en las otras personas.

Para lograr un cambio, hay que pensar en educación para los niños, a tener respeto por la otra persona y los distintos medios de transporte.

Estimo que se puede incentivar el uso de transporte no motorizado a todas las personas. En Ciudad de México veo a señoras mayores pedaleando, por lo que la edad no es excusa y cualquier persona se puede sumar a andar en bicicleta. Dependiendo de las distancias, no descartaría a ningún adulto a que opte por un modo no motorizado.

Creo que, por medio de publicidad desde el Gobierno, las empresas y la academia, al igual que los anuncios para dejar de fumar, se puede fomentar el uso de otros modos de movilización y llegar a nuestros vecinos, a nuestros familiares, incentivando a todas las personas en las calles.

¿Cómo ha sido la experiencia de llevar a cabo el VI Foro Mundial de la Bicicleta?
Ha sido muy bonita y no cambiaría nada. Se ha acercado gente muy valiosa, con gran talento y compromiso, con buenas ideas y buena voluntad, desde empresarios a Gobierno, lo que me ha sorprendido bastante.

Lo mejor que nos puede suceder a todos es conocernos y ayudarnos, y saber que estamos haciendo esto, no pensando en nosotros mismos, sino en las personas que vendrán y todo lo que podemos lograr para nuestras ciudades hechas a mano, a partir de un evento como el Foro Mundial de la Bicicleta.

Joy Nuño
Artista audiovisual y Coordinador General de VI Foro Mundial de la Bicicleta
33 años
Ciudad de México

¡Comenta!