Las opciones son mucho más amplias cuando vas en dos ruedas

¿Qué te motivó a optar por un modo de transporte no motorizado en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Desde niña me gustaba andar en bici. Disfruté quitarle las llantitas y sentir cómo mi papá dejó de correr detrás de mí. Lograr el equilibrio en dos ruedas fue uno de mis primeros éxitos de la infancia. Durante mucho tiempo fue solo un vehículo de diversión y a los 13 años la bici que me habían traído los Reyes Magos ya me quedaba chiquita.

No fue sino hasta 2012 cuando me volví a subir a una: primero como método de autoterapia, para salir de un mal momento en mi vida, y después como uno de mis mejores pasatiempos y pasiones que –sin saberlo en ese momento- cambió el rumbo de mis días. Con el tiempo descubrí que la bici me regaló muchas cosas más que tranquilidad y paz emocional, también me dio libertad, valentía, felicidad, beneficios de movilidad por la ciudad, amor, condición física, experiencias y muchos buenos amigos.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en un modo no motorizado y cuáles son tus recorridos habituales?
Hace cuatro años me subí de nuevo a una bici y ya no me bajé, sin importar las caídas y los atropellos, porque las caídas son parte de la vida. No importa si vas o no vas en bici, igual te vas a caer y qué mejor que hacerlo mientras disfrutas sobre dos ruedas.

Mis recorridos habituales entre semana, son desde mi casa al trabajo, pero los fines de semana siempre intento rodar a diferentes lugares y conocer nuevos rumbos. En la bici todo se ve diferente, conoces tu ciudad desde muchas perspectivas, porque las opciones son mucho más amplias cuando vas en dos ruedas.

CiudadanXs-New_indie-Gisela_Ochoa2

CiudadanXs-New_indie-Gisela_Ochoa3

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en tu medio no motorizado? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Lámpara y guantes son esenciales para mis trayectos, sin mis lentes es imposible salir a rodar porque estoy un poco ciega y lo que hace mis viajes siempre más padres, es la música, por lo que mi bocina Boombotix siempre hace mis trayectos más divertidos.

Una buena estrategia para andar en bici en esta ciudad, es siempre ser muy precavido y relajado, pues a diario uno se puede encontrar con gente loca. Mi mejor consejo es no caer en dinámicas de violencia y siempre mantener la calma.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad (motorizados y no motorizados)? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de modos de transporte no motorizados en la ciudad?
Creo que el principal cambio debería comenzar por las personas, por nosotros, respetar para que nos respeten. La convivencia de unos con otros es inevitable, autos, bicis y peatones, todos somos parte de la misma ciudad, cada quién eligió moverse en un modo distinto, pero al final todos tenemos que compartir el espacio público y qué mejor que hacerlo con respeto.

Pienso que, si el gobierno pudiera realizar estrategias en donde se propusiera ampliar la infraestructura para ciclistas y peatones, la convivencia y la movilidad para todos sería más fluida.

Gisela Ochoa Calderón
Diseñadora
A un paso de los treinta
Ciudad de México, México

¡Comenta!