No deberíamos salir a pedalear blindados para protegernos

¿Qué te motivó a optar por la bicicleta como modo de transporte en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Al principio fue por una razón completamente estética, me obsesioné con las bicicletas fixie o single speed, me encantaban esos modelos, sus piezas, los colores y mi sueño era tener una bici de mi estilo y mi gusto. Cuando por fin la armé, empecé a usarla para ir a todos lados, cerca o lejos, siempre iba en bici. El beneficio más visible es el ahorro de plata, además de toda la actividad física que hago y por su puesto que llego feliz a todos lados, comparándolo con las veces que tengo usar metro o micro.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en bicicleta y cuáles son tus recorridos habituales?
Desde 2013, como transporte cotidiano. Mi trayecto más habitual es para ir a mi trabajo desde Ñuñoa a Las Condes, tengo que tomar algunas ciclovías de Providencia (Antonio Varas y Pocuro) que no son muy adecuadas, de hecho, hace poco tuve un accidente con otro ciclista por la pésima calidad de éstas. La mayoría de las ciclovías que tengo que usar son deficientes y es muy desalentador, pero de a poco estamos ganando presencia y tomándonos los espacios que necesitamos para movernos por la ciudad.

Francisca_Savas-new_indie2

Francisca_Savas-new_indie3¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en bicicleta? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Siempre las luces, mochila, casco y obviamente música. Hace poco puse un arnés reflectante en la mochila, pero me rehúso a usar chaleco o ropa reflectante, no estoy de acuerdo con la cultura de miedo que se está formando con la nueva Ley de Convivencia Vial. Creo que hay que cuidarse, como en todos lados, pero no deberíamos salir a pedalear blindados para protegernos. Es hasta un poco ridículo y no ataca al problema principal que son los vehículos motorizados.

Suelo andar muy rápido, por eso prefiero la calle, si el tráfico está muy imposible, uso la ciclovía pero debo estar incluso más atenta a posibles peligros (peatones que se atraviesan, autos que doblan sin mirar, ciclistas que se detienen repentinamente o no señalizan, etc.). Hay que poner atención y adaptarse a todo a cada rato, por eso me gusta la bici, igual saca de la inercia que es transportarse en una ciudad grande.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad?
Lo principal es quitar el espacio a los autos. Para mejorar la convivencia hay que equiparar los espacio. Hoy en día los motorizados se sienten dueños de las calles y lamentablemente nos pasan a llevar (literalmente en algunos casos), restringirles el acceso en algunas calles, subir las sanciones por exceso de velocidad, aumentar los impuestos, los estacionamientos, etc. Creo que al momento de ganar el espacio de manera natural cambia el comportamiento y la cultura de los ciudadanos y así se nos otorga el derecho a usar las calles, porque somos parte también del tráfico.

Más que promover el uso de la bici hay que desincentivar el uso del auto, suena radical pero es una manera efectiva y soluciona además el problema de la contaminación y la congestión vehicular.

Francisca Savas
Diseñadora web
28 años
Ñuñoa, Santiago, Chile


Fotografías: Paula Umaña

¡Comenta!