El Foro Mundial de la Bicicleta desde una óptica local.

Hace tres años no estábamos pensando en ser parte del encuentro más importante en torno a la bicicleta y la movilidad a nivel mundial. En éste, nuestro tercer año de vida, recordamos con nostalgia aquel llamado número 200 de la masa crítica, donde nos encontramos un grupo de personas que compartíamos un mismo territorio, una localidad rica en historia, patrimonio y multiculturalidad y que además, gustábamos de recorrer y habitar nuestra ciudad en dos ruedas.
Fue así como surgió Indepecleta, como una organización ciudadana, autoconvocada que tenía algo que decir respecto a la movilidad, a la ciudad y a nuestro territorio; contábamos con las ganas y los motivados para aportar, proponer y hacer, desde nuestro espacio cotidiano, un mejor vivir de la ciudad.
Nuestra metodología de trabajo ha sido colectiva y participativa, con un enfoque territorial, donde esta maravillosa máquina a tracción humana ha sido nuestra mejor excusa para realizar acciones de carácter local en torno al patrimonio identitario y de incidencia política en la gestión local. Es así como hemos logrado llevar a cabo variadas cicletadas patrimoniales, recreativo-deportivas, interculturales y de urbanismo táctico, así como de participar en diversas acciones de carácter educativo-formativo, como foros, paneles y charlas.

Qué queremos y cómo soñamos nuestra ciudad
Los desafíos para Indepecleta son muchísimos, por mencionar sólo algunos son lograr la inclusión de migrantes a nuestro quehacer, continuar en la incidencia y puesta en valor del patrimonio identitario, trabajar el tema educativo-vial y persistir con colocar en el tapete el tema de movilidad y ciclismo a nivel del gobierno municipal.
Por supuesto, dentro de nuestros desafíos también se encuentra ser partícipes activos del próximo Foro Mundial de la Bicicleta (FMB5) y cómo no, si ya tuvimos compañeros pedaleros de Indepecleta que participaron del pasado foro en Medellín, Colombia y que nos contagiaron con la energía y el significado que este evento tiene, el impacto que puede lograr y, principalmente, la conjunción de energías, el poder ciudadano y el intercambio que se genera en pos de sus habitantes.
Vemos que el FMB5 puede dejar, a nivel país, sensibilidad respecto a los temas de ciudad y movilidad entre otros, un despertar del ciudadano consciente que por medio de la bicicleta sea un ejemplo vivo de que cuando nos organizamos por una causa noble y transversal, tenemos un poder que trasciende la forma institucional de hacer política. El foro será una ventana para el mundo, una instancia de debate de ideas, de conocimiento de otras realidades y de réplica de buenas prácticas.
Esperamos que estimule el cambio de enfoque del derecho al espacio público de las diversas maneras de formar parte de éste, favoreciendo la equidad, la generación y compromiso de políticas públicas para un nuevo modelo de movilidad y de ciudad.
A nivel más territorial, esperamos que la zona norte y principalmente nuestra comuna, se comprometa con llevar a cabo el FMB5 a nivel local, que esto empape y contagie a la comuna con un espíritu cletero y que, de alguna manera, genere en las autoridades un mayor compromiso con la temática.
Queremos y soñamos ser uno de los territorios sede del foro, compartir conocimientos, experiencias y aprendizajes respecto a la movilidad, movilizándonos a querer más y a conseguir mejoras para nuestra comuna, que faciliten al ciudadano cletero el transitar por su ciudad, sintiéndose incorporado a ésta. Y como elemento clave, prioritario, para hacer de la urbe un lugar más amable; que al menos todas las nuevas extensiones del Metro de Santiago incluyan formas de integrar a la bicicleta como un sistema combinado de movilidad, que sea seguro y de calidad, hacer ciclovías experimentales, como por ejemplo, una que cruce Recoleta e Independencia. Queremos una localidad en la que, entendiendo los beneficios de su ubicación central, se incentive el uso de la bicicleta.
Esperamos que esta instancia logre impactar en otros territorios, que surjan otras organizaciones territoriales que enfaticen las necesidades de sus habitantes y que por supuesto, logremos mayor familiaridad con el automóvil mejorando el compartir de la calle, tod@s aprendemos, tod@s aportamos.
Imaginamos una ciudad donde exista espacio para todos, donde la inclusión sea un elemento clave del desarrollo humano, donde el derecho a la ciudad sea un derecho ya no de tercera generación y que se trasforme en evidencia la necesidad de que merecemos un mejor vivir.


Fotografías Indepecleta

About The Author

Paula Lagos

Trabajadora social, intengrante del colectivo Indepecleta y habitante del barrio La Chimba en Independencia.

One Response

¡Comenta!