Este post está pensado principalmente para aquellos que desean comprar una bici por primera vez.

Si bien es una decisión que parece sencilla, hay varios detalles en los que debes fijarte a la hora de elegir ya que una mala elección puede resultar en “un ciclista menos”.
Te recomiendo a título personal que lo hagas en tiendas del rubro, ya que lamentablemente, salvo contadas excepciones, los vendedores del “retail” no se preocupan mucho del comprador sino más bien solo de la venta.

Uso y presupuesto

¿Qué uso voy a darle a mi bici y cuál es mi presupuesto?

Como primer punto debemos tener claro que no todas las bicicletas están hechas para el mismo uso y que no todos los bolsillos son iguales. Teniendo claras estas dos cosas, podemos comenzar a buscar.

Un presupuesto inicial mínimo de 130 a 150 mil pesos, puede parecer un poco elevado pero ya veremos que no es así. Si tu presupuesto es mucho más reducido, te recomiendo que no adquieras una bici de supermercado* y que busques en el mercado de las cosas usadas, ya que si bien las primeras parecen una opción razonable en definitiva no lo son (ver apartado al final del post).

A continuación, una breve descripción de los modelos más utilizados actualmente.

Bici de calle o Urbana:
Es una máquina pensada para el desplazamiento en la ciudad. Livianas, con ruedas muy delgadas, son ideales para dicho propósito. Suelen ser las menos complicadas de mantener, ya que en su mayoría no cuentan con sistema de transmisión de velocidades (single speed), pero son algo más virtuosas en la conducción ya que una rueda delgada y de gran diámetro requiere un poco más de práctica en la conducción. El mito dice que “pinchan mucho”, lo cual no es correcto, ya que al ser más finas se reduce la superficie de contacto con el pavimento. Son perfectas para recorrer distancias medias en poco tiempo.

El cuadro de estas bicicletas suele estar fabricado de acero, lo que las hace muy resistentes y flexibles al mismo tiempo a la hora de “comernos” un “evento” durante el pedaleo diario. Su posición de conducción invita a la velocidad, aunque esto puede modificarse de acuerdo al usuario para lograr una posición más cómoda ya que el mercado ofrece una gran variedad de partes y piezas que nos permiten modificarla a nuestro antojo.

También es posible encontrarlas fabricadas en aluminio, material que se ha hecho muy popular este último tiempo ya que supone una disminución considerable en su peso, por lo que son recomendables para quienes viven en edificios que no cuentan con ascensores, con la salvedad de que en caso de rotura del cuadro es algo más difícil (pero no imposible) encontrar quien los repare.

Es posible también “hibridizar” o urbanizar una bicicleta. No confundir estos dos conceptos. El primero se trata de mezclar, por así decirlo, lo mejor de dos mundos. En mi caso, por mi peso corporal, elegí un cuadro de Mountain Bike (aro 26) al cual le incorporé ruedas de gran diámetro para pista (aro 28). Cuidado con este tipo de experimento ya que no todos los cuadros de Mountain Bike soportan ruedas de mayor diámetro que el que traen por defecto. Pide ayuda a alguien más experimentado antes de hacerlo. Si este es tu caso, puedes urbanizar tu Mountain Bike poniéndole neumáticos más delgados y lisos, eliminando el sistema de suspensión, modificando la posición de conducción y, si es posible, rebajando la cantidad de velocidades; lo cual bajará mucho el peso final de tu máquina, dejándola así en mejores condiciones para la ciudad que una Mountain Bike regular.

bici-mujer

bici-urbana

Bici de Montaña o MTB (Mountain Bike):
Pensada para un uso en terrenos complicados, es una de las opciones más populares hoy en día y una de las más adaptables al tipo de uso/usuario ya que el mercado ofrece infinidad de accesorios, partes y piezas con esta finalidad. Cuentan con sistema de transmisión de velocidades, lo que las hace más livianas en las subidas y más veloces en terrenos planos. Con ruedas muy resistentes, aguantan muy bien terrenos difíciles y los “eventos” urbanos. Suelen venir de fábrica con sistema de suspensión delantera o delantera-trasera para dar más confort al usuario.

bici-mtb

Bici de Ruta:
Diseñada para la competición en terreno asfaltado. Cuentan con sistema de transmisión de velocidades, lo que resulta en un pedaleo más dinámico. La posición de conducción está pensada para la competición, lo que las hace un poco menos cómodas para desplazarse en ciudad.

bici-rutera

bici-plegable

El Tamaño Correcto

Sí, tal como la ropa la bici se escoge de acuerdo a la talla del comprador… Pero el “aro” de la bicicleta no es lo mismo que la talla, no confundir.

¿Por qué es tan importante elegir la talla correcta? Principalmente, porque una mala elección puede derivar en un mal rendimiento, incomodidades e incluso lesiones.

La talla de la bicicleta se obtiene a partir de la relación entre la medida interna de nuestra pierna con el tubo vertical de la bici (ver imágen); pero para poder calcular la talla lo primero que debemos tener claro es si queremos una bici de montaña o una bici de ruta / urbana, esto es importante dado que la primera se mide en pulgadas y la segunda en centímetros.

Para obtener tu talla de bici lo que debes hacer es tomar la medida interior de tu pierna (esto se hace descalzos y de pie midiendo desde el suelo hasta donde apoya nuestro cuerpo en el sillín), luego se debe multiplicar la medida interior de la pierna por un factor que varía entre los dos tipos de bici por lo que mencionamos antes, van abajo los dos ejemplos tomando como base una medida interior de pierna de 82 cms.:

Fórmula para bici de montaña (en pulgadas): 82 * 0.21 = 17.22”

Fórmula para bici de ruta / urbana (en centímetros): 82 cms * 0.5 = 41 cm

talla-bici


La Bici de Supermercado o Bici Condenada a Muerte

Muchas personas eligen estas ya que suelen ser de colores bastante vistosos y ser muy económicas. Son muy pesadas y están montadas con piezas de “armaduría”, lo que significa que al poco rodaje comenzarás a tener problemas de frenos, transmisión, etc. ¿Por qué condenadas a muerte?

Háganse la siguiente pregunta: si una mantención promedio cuesta entre $15.000 y $35.000 ¿Vale la pena gastar tal suma en la mantención de una bici que costó $35.000? Yo creo que no y es por eso que estas bicis están finalmente condenadas a morir tal como salieron de la línea de montaje.

 

About The Author

Dr Bike

El día más feliz de mi vida, fue el que recibí mi primera bicicleta de regalo. Se convirtió en mi amiga, en extensión de mi cuerpo y en mi escuela de mecánica. Hoy, después de mucho andar, puedo decir con certeza, que la bici y yo, somos uno solo.