Ciudadanías tra(n)sandinas: 3er Foro Argentino de la Bicicleta Salta 2019

Este 19 y 20 de septiembre de 2019 se realizó en la ciudad de Salta el 3er Foro Argentino de la Bicicleta (FAB), un evento anual, autogestionado y abierto a la comunidad, en el que se presentaron diversas charlas y talleres acerca de las principales problemáticas de movilidad e inequidad social en nuestras ciudades, así como también las más variadas iniciativas ciudadanas, gubernamentales y académicas para cambiar esa realidad. El FAB ha sido organizado desde sus inicios por Argentina en Bici, la principal red ciudadana argentina -compuesta por alrededor de veinte organizaciones distribuidas a lo largo y ancho del país- que promueve la movilidad sustentable y los saberes en torno a la bicicleta como herramienta de cambio social.

A la ciudad de Salta, situada en la región del noroeste argentino, fuimos junto a dos compañeras desde Chile con mucha curiosidad por conocer el evento en carne propia, así como también encontrarnos nuevamente con la comunidad ciclista argentina, con quienes ya llevamos un tiempo manteniendo una bonita amistad a la distancia. Pues entre Argentina en Bici y el Colectivo Muévete –su símil como red de organizaciones en Chile- hemos llevado un crecimiento casi en paralelo y a través de distintos caminos en que siempre nos volvemos a encontrar. De hecho, Argentina en Bici fue uno de los felices resultados que tuvo la realización del 5to Foro Mundial de la Bicicleta en Santiago de Chile el año 2016 -en el que Muévete fue una parte importante de su organización-, donde surgieron los primeros lazos entre activistas de Argentina para formar posteriormente su propia red nacional.

Desde ese entonces, y gracias a la experiencia del Foro Mundial de la Bicicleta, en Argentina en Bici han reconocido la importancia de los eventos ciudadanos abiertos y masivos, pues permiten congregar a más personas con las cuales compartir ideales, unir fuerzas y luchar por cambios políticos relevantes para los lugares donde habitamos. De ahí en adelante, han concentrado sus fuerzas en hacer el Foro Argentino de la Bicicleta cada año en distintas ciudades del país, siendo además su principal manera de juntarse a planificar su quehacer en red de manera descentralizada y sumar nuevas voluntades cada año. Mientras que al otro lado de los Andes, en Chile, donde sin duda tenemos problemas sobre cómo abordar la descentralización territorial de ésta y muchas otras temáticas, tomamos un camino más introspectivo, de consolidación del grupo y expansión paulatina, desde lo central hacia lo regional y periférico, con sólo puntuales foros abiertos, pero con un foco más desarrollado hacia la discusión política con los tomadores de decisiones y con la convicción de siempre trabajar desde un fuerte vínculo territorial. Ambos caminos son distintos y a la vez complementarios, así como también podemos hablar de que ambas organizaciones han superado numerosas crisis en sus distintas estrategias de crecimiento. Por eso quisimos estar en Salta: para aprender y compartir lo aprendido en este camino de errores y aciertos puestos en paralelo.

foro-argentino-bici-newindie3

En la misma programación del FAB y en las actividades que participé, se puede notar esa sensación de aire fresco con las ideas que surgían desde un contexto nacional y de otro. Imposible no mencionar la gran dedicación que pone Argentina en Bici a que el FAB sea un espacio seguro, diverso en edades, en orígenes, en géneros, en saberes, en capacidades e identidades. Ya con el sólo llamado a firmar un Acuerdo de Convivencia, acerca del respeto mutuo que tenemos que tener, o del instarnos a comer comida vegana dentro del evento o la preocupación sobre los residuos que generamos, nos hace entrar en un espacio aparte de encuentro fraterno, de conversaciones inspiradoras, de un respeto mutuo que llega a remecer a quienes participamos de esa dinámica. Todo a partir de la empatía y la solidaridad con las perspectivas que no necesariamente son las nuestras, pero que, en el aquí y en el ahora, estamos abiertas a vivirlas también.

Creo, además, que este es el primer evento de los que he participado en donde la presencia infantil es clave y numerosa, con niños y niñas inundando de colores vivos cada rincón del Museo de Bellas Artes de Salta donde se desarrolló el FAB. Esa “intromisión” en un evento cuyas urbanísticas reflexiones suelen estar cargadas mañosamente hacia la seriedad y hacia el mundo adulto, es lo más sano y coherente con los ideales que tratamos de transmitir todes les que estamos aquí reunides: “la ciudad para las personas”, de todas las edades y relevando los intereses propios que tienen. En ese sentido, trajimos al FAB una reflexión similar gracias a la presentación del Protocolo de Equidad de Género, que realizamos en conjunto entre Argentina en Bici y Muévete: ¿Por qué no aspirar a ser internamente lo que queremos proyectar hacia la sociedad entera? Nuestras sociedades están atravesadas por numerosas desigualdades, entre ellas las que la cultura patriarcal genera, entonces, ¿qué estamos haciendo en las organizaciones para cambiar esa realidad en la interna, donde se supone que deberían ser más abordables los cambios?

Al FAB se entra desde distintas puertas, con diversas posturas y reflexiones. Probablemente nunca lleguemos a decir con unanimidad si los contenidos de las charlas y talleres fueron a la vanguardia o más bien básicos, eso queda a criterio de cada cual que asistió. Lo que sí es innegable es que con el sólo hecho de manifestar una inquietud sobre la equidad en nuestros espacios, hace pensar a todes sobre lo que hacemos y no hacemos al respecto. Me pasó que mientras presentaba mi ponencia me percato de que uno de los asistentes de la sala tiene algún grado de discapacidad visual, dándome cuenta sólo en ese momento que no tenía contemplada la posibilidad de que hubiera alguien que no pudiera percibir las imágenes tal cual como las veo yo. No me quedo tranquilo e inmediatamente hago mi mayor esfuerzo por darle un vuelco a la narrativa, describiendo en palabras todo lo que yo puedo ver a través de las imágenes sobre un proyecto que desarrollamos en mi propia ciudad, Santiago de Chile, y que quizás pocos y pocas de les espectadores conoce. Gran desafío, pero es el desafío necesario para lograr un poco más de equidad en ese momento puntual.  

foro-argentino-bici-newindie2

Las experiencias del FAB hacen que su lema #MovemosElNorte tome mucho más sentido, como un llamado a la acción territorial y al cambio de perspectiva hacia lo que rara vez ha sido prioridad en el urbanismo, ya sea académico, gubernamental o ciudadano: lo minoritario, muchas veces invisibilizado, pero siempre latente. Es un proceso paulatino de cambio, en el que siempre vamos a cometer errores, y por eso mismo se agradece tener estos encuentros en donde ponernos a prueba. Así como también de tener la detención suficiente para conversar con cada persona que forma Argentina en Bici, conocer sus historias, cómo llegaron a esto que les conmueve y les apasiona. Ahí está lo más valioso y lo que nos va a llevar mantener el vínculo por mucho tiempo. 

También el hecho de que nos permitieran participar de su asamblea anual, así como del interés por conocer cómo habíamos resuelto muchos temas de nuestra orgánica y actividades, nos hizo sentir que estábamos aportando en el lugar y momento ideal para ayudarles a crecer como organización. Particularmente lo sentí cuando nos dividimos en grupos de trabajo y justo coincido con el grupo que está preparando los estatutos de Argentina en Bici, y yo, que cumplo la función de ser coordinador del Comité de Ética en Muévete, soy uno de los pocos de nuestra organización que conoce los estatutos casi de memoria. Ese era el lugar y el momento en que tenía que estar, claramente. En fin, todos esos encuentros creativos nos van a llevar a una alianza de largo aliento, ejerciendo y viviendo ciudadanías tra(n)sandinas, pues ya no me imagino un crecimiento local del Muévete sin actuar en red con lo que pase al otro lado de los Andes.

Pese a que puede que la gran mayoría de les activistas que coincidimos en Salta seamos bastante parecides entre sí; con vidas, apariencias e intereses relativamente semejantes, nuestra mayor coincidencia es que hay que trabajar la diversificación y la convocatoria siempre. En ese sentido, a los que sí hay que aplaudir de pie son aquellas personas que se enteraron del Foro mientras pasaban por la calle y tuvieron la valentía de entrar; a quienes aplaudían y sonreían al paso de la cicletada con que finalizó el foro; también a la señora que pudo aprender a andar en bicicleta con la confianza y el ánimo de les activistas de toda la Argentina que le ayudaron; a quienes vivieron las tensiones propias de la organización y aun así lograron sacar adelante el FAB. 

foro-argentino-bici-newindie5

Desde el Colectivo Muévete -y en lo personal- sentimos una profunda admiración, cariño y también un gran orgullo de ser parte del crecimiento de Argentina en Bici, así como lo son del nuestro.

Luego de esta experiencia, el estribillo de la canción Creo de Eruca Sativa resuena fuerte en mí y siento que engloba perfectamente lo que fue el 3er Foro Argentino de la Bicicleta:

Porque unidos nos sabemos fuertes

Venimos a luchar

Porque no seamos invisibles nunca más

Porque nadie viva en el silencio

Ni en la oscuridad

¡Porque no seamos invisibles nunca más!

 


*Esta crónica va dedicada con mucho cariño a Argentina en Bici, especialmente para nuestras anfitrionas salteñas: Las Bicibles.

 

About The Author

Cristóbal
Antropólogo

Ciclista urbano que no le hace el quite a caminar o al transporte público. Antropólogo UAH dedicado a la investigación sobre la movilidad urbana y la interacción entre los transeúntes para lograr ciudades más amenas.

¡Comenta!