No hay duda de la libertad que entrega el pedalear

¿Qué te motivó a optar por un modo de transporte no motorizado en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
La costumbre y el nacer rodeado de bicicletas me llevó a poner la cleta como primer medio de transporte, es más, cada vez que salgo a algún lugar me aseguro de que tenga un espacio para dejarla. Ahora, si no hay certeza de estacionamiento, llevo dos ulock para asegurarme que quede bien segura y firme.
En cuanto a los beneficios, creo que no hay duda de la libertad que entrega el pedalear, además de ahorrar tiempo, dinero y estrés cotidiano.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en un modo no motorizado y cuáles son tus recorridos habituales?
Desde siempre, porque nací en un hogar lleno de bicis. Creo que eso muestra todo lo que significa la cleta para mí.
Mis recorridos habituales distan mucho uno del otro, el más cotidiano es de mi casa al trabajo y viceversa, desde Pedro Aguirre Cerda hasta San Joaquín. En general, pedaleo a casi todos lados, no importando la distancia ni el clima. Las únicas instancias en las que no pedaleo es cuando sé que no hay posibilidades de dejar segura mi bici, de lo contrario, para mí no existen lugares peligrosos.

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en tu medio no motorizado? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Llevo la alforja donde están mis herramientas para reparar algún imprevisto mecánico, además de un Pug hecho en amigurumi que me regalaron y acompaña mis viajes.
¿Estrategia para desplazarme en la ciudad? No tengo ninguna, solo viajar atento a las condiciones del tránsito.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad (motorizados y no motorizados)? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de modos de transporte no motorizados en la ciudad?
Yo creo que los cambios ya se están realizando de manera sistemática y eso motiva cada día más. Notar que ya existe una red de ciclovías con un estándar superior y que cada vez más el modo de transportarse en bicicleta es aceptado de manera íntegra, genera una sensación positiva, además de evidenciarnos que es posible romper el paradigma establecido. Ese que encierra a la bicicleta como un vehículo que no puede ocupar el espacio en una ciudad automovilizada.

Christopher_Recabal-new_indie2

Christopher Recabal Tello
Trabajador social y vendedor de diarios los fines de semana
40 años
Pedro Aguirre Cerda, Santiago – Chile

¡Comenta!