Es importante exigir que el Estado en conjunto con la sociedad civil viva un proceso de transformación en donde se reconozcan nuestra distintas formas de habitar, ser y vivir las ciudades

¿Qué te motivó a optar por la bicicleta como modo de transporte en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Cuando apenas decidí probar la bicicleta en las calles de Quito, me di cuenta que el tiempo que necesitaba para movilizarme, el cómo me relacionaba con mi cuerpo, con les otres cuerpos y la ciudad en sí, era distinto. Llegaba mucho más rápido a mis lugares de destino, mi cuerpo estaba activo y mi cabeza relajada y fluida; les otres cuerpos y la ciudad se me presentaban de manera más segura y cercana. Ya no eran importantes la hora, el lugar o la vestimenta para poder transportarme y habitar la ciudad. En mis ser mujeres encontré en la bicicleta una herramienta de libertad, autonomía y sobre todo consciencia plena de lo que es habitar los lugares por los que transitas, habitarlos integralmente y no solo como lugares comunes de paso.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en bicicleta y cuáles son tus recorridos habituales?
Me muevo en bicicleta desde hace 7 años.
Mis recorridos habituales son las calles y avenidas desde el norte hasta el centro de la ciudad de Quito, ya que es en estos sectores donde están los diversos lugares que frecuento.

Belen_Valencia-new_indie2

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en bicicleta? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
No pueden faltar: casco, gafas, buff, agua y cadena.
“Ni dios, ni partido, ni marido, ni ciclovía”, soy ciclista urbana y mi manera de moverme y habitar la ciudad es en las calles y avenidas, fluir con el tráfico y sin él; conozco muy bien el funcionamiento de los semáforos, cruces, calles, avenidas, etc., de todos los lugares por los que transito. 

Algo que me ha servido mucho es usar mi voz o un timbre para visibilizar mi existencia, ya que ni el transporte motorizado, ni les peatones perciben la existencia de les ciclistas y mucho menos de les ciclistas urbanos.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de la bicicleta en la ciudad?
En Quito se debería empezar por reconocer, sociabilizar y sensibilizar sobre la existencia de distintos modos de transporte. Hay una percepción generalizada que asume como único modo de transporte a los vehículos motorizados. Además, la infraestructura vial está totalmente construida para el transporte motorizado, incluso, supuesta infraestructura para transporte no motorizado está diseñada para el transporte motorizado y es muy común mirar cómo las ciclovías están llenas de vidrio roto y basura, arena, autos estacionados, peatones o construidas sobre aceras. Es decir, hay un total desconocimiento de otros modos de transporte que no sean los motorizados, lo cual ha provocado que la ciudad no se preste como un lugar seguro para probar moverse en bicicleta, patineta, patines o a pie, ya que te sientes vulnerade, invisibilizade y totalmente desprotegide.

Transmitir a otres lo que la bicicleta puede transformar es muy importante, pienso que les ciclistas que hemos tenido la oportunidad  de vivir y habitar esa transformación tenemos que compartir esto a nuestres pares, hacerlo armoniosa, empática y respetuosamente, entendiendo los tiempos y formas de vivir de les otres;  pienso en la necesidad de hablar del miedo que hemos construido alrededor de la ciudad, miedo que se presenta de formas distintas y que ha paralizado muchas  actividades de nuestras vidas, ha impedido que se hagan y vivan muchas cosas. 

También creo que incentivar el uso de la bicicleta debe ser integral, es importante empoderarnos y perder el miedo para habitar la ciudad en bicicleta, pero también es importante exigir que el Estado en conjunto con la sociedad civil viva un proceso de transformación en donde se reconozcan nuestra distintas formas de habitar, ser y vivir las ciudades.

Belén Valencia Castro
28 años
Ciclista, feminista, investigadora social
Quito – Ecuador


Fotos: Vani @vani.black

¡Comenta!