Los gobiernos tienen una tarea enorme en cuanto al tema de movilidad en la ciudad

¿Qué te motivó a optar por un modo de transporte no motorizado en tus viajes cotidianos y que beneficios te ha otorgado?
Me motivó la sensación de libertad que sentí cuando rodé por las calles de Medellín un Día Sin Carro. Con el tiempo, me di cuenta de que me demoraba menos en ir a mi trabajo, hacía ejercicio, ahorraba dinero y, lo mejor, fue no volverme a marear en el bus y tener que bajarme a mitad del camino. Resulta que los conductores de bus en Medellín siempre van acelerando y frenando, dándote la sensación de ir en una montaña rusa.
Transportarme en bicicleta me ha traído muchos beneficios, como ser más creativa, porque mientras pedaleo voy creando cosas, ser más autónoma, perder el miedo, ser más puntual, conectarme con mi ciudad y hacer nuevos amigos.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en un modo no motorizado y cuáles son tus recorridos habituales?
Soy ciclista urbana desde 2010 y siempre voy acompañada de mi bici ‘María Antonia’, con quien recorro la ciudad sin importar la distancia o el clima. Normalmente, vamos al trabajo de lunes a viernes, pero a veces nos aventuramos a tomar un café, ir a ciclopaseos y a cualquier lugar donde queramos ir.

ana_maria_rendon-new_indie2

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en tu medio no motorizado? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
El año pasado me caí de otra bicicleta y literalmente me partí la cara: se me cayeron los dientes, me quebré el tabique y se me reventaron los labios. Ese día no llevaba casco y aunque no era un accesorio que me gustará mucho, a partir de ese accidente me compré un casco y procuro usarlo casi siempre. La canasta de ‘María Antonia’ es otro accesorio muy importante para hacer mis viajes más cómodos.
Con los años que llevo como ciclista urbana, he aprendido que no puedo ser tan confiada y en no creer que los conductores me van a dar espacio en la vía o me van a respetar guardando distancia, por lo que para hacer más seguros mis recorridos procuro usar las ciclorutas o vías alternas que no sean tan congestionadas.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad (motorizados y no motorizados)? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de modos de transporte no motorizados en la ciudad?
Creo que la mejor forma de mejorar la convivencia entre estos dos agentes es creando experiencias que los haga sentir en los zapatos del otro. Por ejemplo, en Medellín se desarrolló hace poco una campaña con algunos conductores de buses y el objetivo era que ellos fueran ciclistas por un día y se movilizaran por la ciudad para que vivieran de cerca esta experiencia.
Después de esta jornada, varios conductores reflexionaron acerca de la sensación que sintieron cuando iban por la calle y se comprometieron a respetar más, tanto a ciclistas como a peatones. Creo que este mismo programa se podría aplicar también a conductores de transporte privado y a motociclistas.
En cuanto al incentivo del uso de transportes más amigables con el medio ambiente, pienso que los gobiernos tienen una tarea enorme en cuanto al tema de movilidad en la ciudad, en especial, en Medellín, donde los vehículos motorizados han venido en aumento, trayendo como consecuencia niveles de contaminación del aire bastantes elevados. Para ello, se deben crear más políticas y programas que incentiven el uso del transporte no motorizado y que sean atractivos para los ciudadanos.

Ana María Rendón Toro
Bloguera en Anamareto
33 años
Medellín, Colombia

¡Comenta!