La decisión de cambiar de medio ha cambiado radicalmente mi perspectiva sobre Santiago

¿Qué te motivó a optar por un modo de transporte no motorizado en tus viajes cotidianos y qué beneficios te ha otorgado?
Los motivos que podría enumerar son muchos y, probablemente, no voy a poder incluirlos todos, pero creo que en especial el hecho de poder desplazarme rápidamente en la corta y mediana distancia es un factor relevante para mí. Además, tengo la suerte de tener una bici muy cómoda, con una parrilla delantera bien resistente, que me permite transportar cosas pesadas. Hasta hice una mini mudanza con ella, transportando plantas, sillas y libros.
Otros temas son el hecho de no contaminar y hacer ejercicio, al igual que conocer zonas más alejadas. Siendo que no tengo un auto y que no sé ni manejar, la bicicleta me ha ayudado a ser más independiente en mis viajes cotidianos.

¿Hace cuánto tiempo te mueves en un modo no motorizado y cuáles son tus recorridos habituales?
Desde pequeña tuve la suerte de crecer en una ciudad sin autos (Venecia, Italia), que permitía desplazarse solo caminando o en bote. Desde que vivo en Santiago me he acostumbrado a recorrer la ciudad en bici y ya no existe otra forma de moverme.
Recorrer la ciudad en bici ha significado mucho para mí, cuando recién llegué a instalarme hace cinco años, recuerdo que en principio me movía en metro y la percepción de la ciudad era totalmente parcial e incompleta. La decisión de cambiar de medio ha cambiado radicalmente mi perspectiva sobre Santiago, dándome la posibilidad de descubrir barrios y apreciar las bellezas que de otra forma no podría haber conocido.

ciudadanXs-alessandraDalMos3 ciudadanXs-alessandraDalMos2

¿Qué accesorios sueles llevar contigo cada vez que te movilizas en tu medio no motorizado? Y ¿cuál es tu estrategia para desplazarte a través de la ciudad?
Todas las mañanas salgo de la casa con mi bici, mi mochila y luces puestas para la vuelta. No estoy acostumbrada a utilizar casco, creo que unos ojos y unas orejas siempre muy atentas, así como una velocidad moderada, son más importantes que cualquier otra precaución. Aunque también entiendo que es un accesorio que entrega mayor seguridad.
Generalmente mi recorrido es el mismo todos los días, entre Santiago Centro y Providencia, a través de la ciclovía 42K que bordea el río. Por la noche o los fines de semana, también utilizo la bici como medio de desplazamiento por la ciudad y normalmente me muevo entre tres o cuatro comunas como máximo, siempre privilegiando calles con ciclovías o de tránsito vehicular bajo, lo que hace bastante fácil moverme exclusivamente en bici.
Ahora que estoy embarazada sigo moviéndome en bicicleta a diario e, incluso, siento que me canso menos que caminando, pero me limito a las ciclovías disponibles y evito recorridos largos por la calle.

¿Qué cambios propones para una mejor convivencia entre los distintos modos de transporte en la ciudad (motorizados y no motorizados)? ¿Cómo y a quiénes se podría incentivar, para promover el uso de modos de transporte no motorizados en la ciudad?
Los medios no motorizados, para la mayoría de las personas, se utilizan en tramos cortos que no superan los 6 a 7 km. Dada la estructura de la ciudad de Santiago, con un crecimiento a mancha de aceite, muchas personas a las cuales les gustaría desplazarse en medios no motorizados no están lo suficientemente cerca de sus destinos, por lo que una buena forma de ayudarlos es mejorar las conexiones intermodales en toda la ciudad. De esta manera existirían puntos de intercambio de medio de transporte seguros, para que los que viven lejos puedan hacer parte de su recorrido cotidiano sobre otro medio que no sea el metro, la micro o el auto.

Alessandra Dal Mos
Arquitecto
29 años
Santiago, Chile

¡Comenta!